Archivos de la Categoria ‘5 Minutos de Oracion en el Hogar’

12
Jun

Jesús es nuestro Sumo Sacerdote

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hebreos 10: 12-23. Lucas 22: 14-20.

¨Todo sacerdote judío oficia cada día y sigue ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, aunque éstos nunca pueden quitar los pecados. Pero Jesucristo ofreció por los pecados un solo sacrificio para siempre, y luego se sentó a la derecha de Dios. Jesús es nuestro Sumo Sacerdote que está al frente de la casa de Dios¨.  Hebreos 10: 11-12.

¿Qué significa que Jesucristo es Sumo y Eterno Sacerdote?

Significa que los sacerdotes del Antiguo Testamento con sus sacrificios diarios, manifestaban a Dios su arrepentimiento y pedían el perdón de sus pecados. Eran perdonados, pero no era el sacrificio el que obtenía el perdón, sino Dios que viendo la conversión de sus hijos, los perdonaba.

Jesucristo, con un único sacrificio, Hijo de Dios hecho hombre, se ofreció a Dios como sacrificio sin mancha, logrando con ello nuestra purificación interior; es decir, transforma al hombre por dentro, lavándolo de sus pecados, para que, vivo por la gracia y el amor, pueda servir al Dios vivo.

Y ahora, ¨está sentado a la derecha de Dios¨; es decir, ha llevado a cabo su obra, su sacrificio fue perfecto, no necesita completarse mediante la repetición: Su sacrificio purificó a su pueblo de sus pecados, lo colocó en una relación verdadera con Dios.

Y sin embargo, este Sumo Sacerdote, está muy cerca de los hombres, puesto que ha sido probado en todo, como nosotros, menos en el pecado. Lo prueba su vida terrena, y sobre todo, su Pasión, por la que experimentó en su carne inocente todas las amarguras, los sufrimientos, las angustias, las debilidades de la naturaleza humana hasta ofrecer por ella, su propia sangre.

Toda esta realidad se nos ofrece en cada Eucaristía: ¨Esto es mi cuerpo que se entrega por ustedes; hagan esto en memoria mía¨ (Lucas 22: 19).

Reflexión y comentarios…

11
Jun

Imitemos a Bernabé

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hechos 11: 21-26. 13: 1-3. Mateo 5: 17-19.

¨Bernabé…era varón bueno y lleno de Espíritu Santo y de fe¨. Hechos de los Apóstoles 11: 24. 

La memoria obligatoria de San Bernabé ya se celebraba en Roma el 11 de Junio desde el siglo XI, porque es el día del hallazgo de su cuerpo, junto con Esteban y Matías.

En el libro de los Hechos de los Apóstoles se le llama José, y por sobrenombre Bernabé, esto es ¨hijo de la consolación¨ (es decir, apto para confortar a los hermanos) o de la profecía. Nativo de Chipre, levita, que en los Hechos (4:36) es llamado también ¨apóstol¨, Bernabé depositó el precio de su campo a los pies de los apóstoles (Hechos 4: 37); luego predicó en Antioquía. Junto con Pablo, que se había refugiado en Tarsó desde hacía 10 años (Gálatas 1: 18; 12:1) y fue presentado por él a los apóstoles (Hechos 9: 27), se dedicó durante más de un año a la catequesis de la recién nacida comunidad de Antioquía, cuyos habitantes recibieron el nombre de ¨cristianos¨ (Hechos 11: 25).

En el primer viaje misioneros de Pablo (Hechos 31: 2-4) eligió a Chipre como primer terreno de evangelización; y en el segundo se separó de él para unirse a su primo Juan Marcos y volver a Chipre. Participó en el concilio de Jerusalén para resolver la controversia de Antioquía (ritos judíos y fe); y por fuentes antiguas sabemos que pasó por Roma y fue apedreado por los judíos en Salamina, donde se habría encontrado su cuerpo en el siglo V.

Las oraciones de la Misa de este día, recogen la temática bíblica, que nos describe la fisonomía y la actividad de Bernabé: Especialmente como lleno de fe y del Espíritu Santo para convertir a los pueblos paganos, anunciando fielmente el evangelio de Cristo con la palabra y las obras, que él testimonió con valor apostólico.

Aunque Bernabé no tenga el rol de protagonista, es el modelo de una síntesis equilibrada entre los dotes de honradez humana, hasta la coherente generosidad de privarse de sus bienes, y de un humilde discernimiento de las dotes de los demás, pero sin debilidad ni hipocresía. Imitemos sus rasgos apostólicos.

Reflexión y comentarios…

10
Jun

Papeles que se necesitan para subir al cielo

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: 1 Reyes 17: 7-16. Mateo 5: 13-16.

¨Ustedes son la luz del mundo¨. Mateo 5: 13.

Papeles que se necesitan para subir al cielo. Permiso de residencia en el reino de los cielos.

Caía la tarde en el Reino de los Cielos y la gente, procedente de todos los tiempos y lugares, se arremolinaban en tomo a Jesús. Era el día y la hora señalada. Las puertas del Reino se abrirían de par en par. Jesús levantó la mirada, carraspeó en tres ocasiones y empezó a hablarles con estas palabras:

“Que entren los pobres de espíritu, los que traigan a cuestas su sufrimiento, los humildes y sencillos, los que tengan hambre y sed de hacer el bien, los misericordiosos, los de corazón limpio, los pacíficos y los perseguidos por hacer la voluntad de Dios…”.

Cuando concluyó, los pobres (de alma y de estómago), los pacíficos, los humildes, los que ya habían sufrido lo suyo en la tierra, los de corazón bueno, los injustamente ajusticiados antes de tiempo, los que habían sido tratados brutalmente a causa de su raza, sexo o condición social, a los que se les habían cerrado una y otra vez las fronteras y las oportunidades… en definitiva los que tenían bien cumplimentado ¨los papeles del Reino¨, entraron. Y mientras el júbilo, la alegría y la felicidad estallaron dentro del Reino, fuera empezó a oírse una gran algarabía de gritos y protestas. Y cuando los ricos (de orgullo y de bolsillo), los violentos, los satisfechos de siempre, los rencorosos, los creadores y promotores de una justicia (no más buena sino sobre todo más segura, para ellos), los ¨demagogos¨ del bien y del mal y los constructores de fronteras, separaciones y permisos del buen vivir allá en la Tierra, pidieron a Jesús volvió a carraspear, levantó la mirada y les dijo: ¨Vuelvan cuando tengan en regla su permiso de residencia¨.

Para más información: Evangelio de Mateo 5: 3-12.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 4: Señor, no te alejes de nosotros.

9
Jun

Una moneda falsa

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: 1 Reyes 17: 1-6. Mateo 5: 1-12.

“Bienaventurados los pobres de espíritu… los que lloran… los misericordiosos… los limpios de corazón… los pacíficos…”. Mateo 5: 1-12.

Misericordiosos son los que saben compadecer, los que interiorizan el sufrimiento del hermano, los que ofrecen sus posibilidades y capacidades para aliviar y transformar ese sufrimiento.

Limpios de corazón: Todo el que no es ciego sabe que su corazón no es limpio. Son tantas cosas las que le pueden manchar. Ser limpio es pensar bien y desear bien; ser limpio es confiar y no juzgar, vivir en el amor; ser limpio es ser capaz de ver el misterio de las cosas, de las personas, y sobre todo, de Dios.

¨Un sufí se ganaba la vida vendiendo barajitas. La gente le pagaba muchas veces con monedas falsas que él aceptaba sin ninguna protesta, o le aseguraba que ya le habían pagado, lo que no era cierto, pero él aceptaba sus palabras. Al morir, alzó los ojos a Dios y dijo: ¡Oh Alá! He aceptado a la gente muchas monedas falsas, pero nunca juzgué a esas personas en mi corazón, sino que daba por supuesto que no sabían lo que hacían. Yo también soy una moneda falsa. No me juzgues por favor. Y se oyó una voz que decía: ¿Cómo es posible juzgar a alguien que nunca ha juzgado a los demás? (A.de Melo).

Los pacíficos: La paz está herida por muchas partes y de muchas maneras. La violencia se adueña de los corazones y se adueña de los corazones de los pueblos. Y la violencia engendra violencia, una espiral que no termina. ¿Cuántas espadas en nuestra mente, cuántos cuchillos en nuestra lengua, cuántas bombas en nuestro corazón? Cuando encuentras a una persona pacífica te hace mucho bien. Es el pacífico que pacifica con su mirada y actitud, con sus palabras y gestos; perdona y no lleva cuentas del mal, no hay vinagre en su corazón, construye con sus palabras, propicia encuentros, diálogos, solidaridad; son como ángeles, son hijos de Dios.

6
Jun

Pidamos al Padre el Don del Espíritu Santo

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hechos 25: 13-21. Juan 21: 25-29.

¨El Señor puso en el cielo su trono su soberanía gobierna el universo. Bendigan al Señor, ángeles suyos; poderosos ejecutores de sus órdenes¨. Salmo 102

Preparándonos a celebrar Pentecostés el próximo Domingo, pidamos al Padre el Don del Espíritu Santo, para nosotros y para todos los hombres, especialmente para los que más los necesitan.

Digámosle: Danos, Señor, tu Espíritu, para que la Iglesia esté siempre animada por el Espíritu; para que los que dudan se sientan iluminados por el Espíritu; para que los que temen se sientan confortados por el Espíritu; para los que sufren se sientan consolados por el Espíritu; para los que viven esclavizados sientan la liberación del Espíritu; para los que están divididos se dejen reconciliar por el Espíritu; para que todos tengamos sed del Espíritu; para que todos tengamos sed del Espíritu y encontremos la Fuente en Cristo y en nuestro propio corazón.

Por supuesto que nuestro mundo necesita del Espíritu, pero no lo sabe. Vayamos entonces, al mundo para darle la Buena Noticia del Espíritu Santo, que es Luz y Fuerza, que es Paz y Amor, que es el Alma de todas las cosas. Vayamos al mundo y pongamos paz donde hay odios y guerras; alegría donde encontremos tristeza, esperanza donde veamos desaliento y pesimismo; ideales donde tropecemos con gente materializada y consumista; fortaleza donde observemos miedos y cansancios; fe donde notemos dudas e incredulidad; austeridad donde haya despilfarro; amor donde haya egoísmo y mezquindad.

Y animemos a todos a soñar por un mundo nuevo, a trabajar por un mundo más justo y solidario, a ser más sensible ante el sufrimiento de los demás, a respetar y cultivar la naturaleza, a globalizar la caridad.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 120: Bendigamos al Señor que es el rey del universo. Aleluya.