Archivos de la Categoria ‘5 Minutos de Oracion en el Hogar’

26
May

Señor, protégeme

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Sirácide 35: 1-15. Marcos 10: 28-31.

¨Recibirán en este tiempo cien veces más, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna¨. Marcos 10: 28.

Cuando Felipe Neri era un muchacho, empezó a trabajar en el comercio ayudando a su tío en la tienda. Pero este le dijo: ¨Nunca serás un buen comerciante. Te dejaría toda mi herencia, si dejaras esa manía de rezar¨. Un día desapareció de casa y va Roma. Allí se quedó cuidando de los pobres y haciendo apostolado. Solía repetirles: – Ustedes pueden hasta partir leña en mi espalda, pero no cometan pecados. Un día una señora se acercó a preguntarle, muy satisfecha de sí: ¨Padre Felipe, me miré hoy en el espejo y me encontré bonita. ¿Cometí un pecado de vanidad?¨. – ¡Ah! No, señora. Fue solamente una ilusión. Era siempre amable y a veces irónico en el confesionario. Una señora de la alta sociedad le preguntó en una ocasión, si podía usar zapatos de tacón alto. El contestó sonriendo: – Si, hija mía, pero tenga cuidado de no caerse. Felipe Neri comía poco, y dormía aun menos. Cuando en una ocasión le aconsejaron que se alimentara mejor, respondió en tono de broma: – Tengo miedo de engordar. No quiero perder la línea. Cuanto más lo apreciaba la gente, más desconfiaba de sí mismo; por eso rezaba: – Señor, protégeme. Si no me ayudas, hoy mismo te voy a traicionar…

Para fruncir la frente se necesitan cuarenta y tantos músculos. Para sonreir, basta con catorce. Sonríamos, al menor por economía.

Del Salmo 49: Dios salva al que cumple su voluntad.

Reflexión y comentarios…

22
May

Qué lugar real ocupa el amor en nuestra vida?

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hechos 25: 13-21. Juan 21: 15-19.

¨Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas¨.  Juan 21: 15-19.

¿Qué lugar real ocupa el amor en nuestra vida?

El Apóstol Pedro vivió este amor… Un día, el padre Anibal mandó preparar un banquete. ¿Quiénes serían sus invitados de honor? ¿Serían, quizá personas de la alta sociedad, bienhechores de la parroquía? No, la comida era para los pobres de la ciudad. Se sentó en medio de ellos. Al poco rato, vio algo que le hizo pasar vergüenza. A un pobre, cerca de él, se le caía la baba en el plato en que comía. ¿Debería llamarle la atención antes de que los demás se dieran cuenta?. No, sencillamente cambió su plato con el de él. Quería evitar que los compañeros se burlaran del pobre torpe.

Un día leyó este titular, en el periódico de la ciudad: ¨Caza a los pobres¨. El autor del artículo, pretendía promover una ¨limpieza¨ quitando a los pobres de la calle. Él protestó enérgicamente contra esa insolencia: ¨Es preferible pedir honestamente, que robar y ser apresado. Los pobres también son personas. Tienen derecho a disfrutar del aire y de la luz del día y de caminar libremente por la ciudad. El amor a los pobres, fue una sus pasiones; la otra fueron los jóvenes. Promovió y sembró entre ellos, el amor a la vocación sacerdotal y religiosa, para eso fundó la congregación de los Padres y las Hermanas Rogacionistas. Su oración preferida era la petición de Jesús: ¨Ruegen al Señor de la mies que envíe operarios¨. Falleció el día 1 de Julio de 1927.

Del Salmo 102: Bendigamos al Señor, que es el rey del universo.

Reflexión y comentarios…

20
May

Como padre no me gusta ver a mis hijos peleando

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hechos 20: 28-38. Juan 17: 11-19.

¨Que sean uno, como nosotros¨. Juan 17: 11-19.

Jesús pide al Padre por sus discípulos: Para que no se pierdan, sean uno, tengan alegría, sean preservados del mal y santificados en la verdad. Fortalecidos por estos dones del Padre, podrán ser enviados. Mientras meditas piensa si nuestros ¨envíos¨ de hoy van acompañados por los dones que Jesús pide al Padre; es decir, por la unidad, por la alegría, por la verdad…

Don Amador tenía ocho hijos y una casa grande. Cada uno tenía su habitación y un pedazo de tierra para cultivar. Al parecer, todos respetaban y veneraban al padre, hombre honesto y trabajador. Siempre que llegaban del trabajo o de un paseo, no dejaban de traer un regalito para sus padres. Antes de acostarse todos los hijos pedían su bendición. Tenían abundancia y prosperidad. Muchas cabezas de ganado poblaban la hacienda; los graneros estaban abarrotados de víveres. Sin embargo, cosa rara: El padre siempre estaba triste. ¿Qué faltaba para completar la felicidad de aquella familia?. Un día el anciano padre reunió a todos sus hijos y les dijo: Yo les daría todo el dinero que tengo, todas las tierras y todos los rebaños, y solamente quisiera una cosa: Que ustedes estuviesen unidos. Estoy triste porque los veo desunidos y con intrigas. Ustedes hacen lo posible por tratarme bien, pero entre ustedes falta el amor, hay muchos celos y deseos de venganza. Así nunca seré feliz. Asi nunca seremos felices. A mí, como padre no me gusta ver a mis hijos peleando.

Del Salmo 67: Reyes de la tierra, canten al Señor. Aleluya.

Reflexión y comentarios…

19
May

Un solo Dios, el único verdadero

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hechos 20: 17-27. Juan 17: 1-11.

¨Completo mi carrera, y cumplo el encargo que me dio el Señor Jesús¨. Hechos 20: 17.

Pablo pasó por muchas dificultades, pero permaneció fiel a su misión… En una callejuela de Roma se oyen martillazos descompasados y el rechinar del hierro en la piedra. Son escultores que trabajan y se llaman: Claudio, Nicóstrato, Sinforiano, Castorio, Simplicio.

Trabajan al aire libre porque los bloques de mármol son grandes. El suelo está cubierto de lacas de mármol; trabajan casi ni hablar, pues quieren terminar los encargos, que son muchos. De vez en cuando se oye un comentario respecto al último decreto del emperador que ordena apresar a los cristianos que se niegan a dar culto a los ídolos. ¨Ni aunque me mate¨, dijo Claudio. En ese preciso momento llega alguien de parte del emperador: La fama de ustedes como buenos escultores ha llegado incluso al palacio. Traigo una encomienda del propio emperador. De este bloque de mármol debe salir una estatua del dios Esculapio, el que sana todas las enfermedades. Los colegas miraron a Claudio: ¿Ahora? La respuesta fue firme: Disculpe, no podemos. ¿Cómo no?. Dejen a un lado los otros trabajos y den preferencia al pedido del emperador. No es falta de tiempo ni de atención, es cuestión de religión. Nosotros creemos en un solo Dios, el único verdadero. No podemos fabricar ídolos. Al emperador no le agradó la respuesta. Fueron apresados, torturados, metidos en un cajón y arrojados al agua…

Del Salmo 67: Reyes de la tierra canten, al Señor. Aleluya.

Reflexión y comentarios…

15
May

La Providencia divina

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Hechos 18: 9-18. Juan 16: 20-23.

¨Nadie les quitará su alegría¨. Juan 16: 20-23.

Puede ser que pasemos por situaciones difíciles y apremiantes, sin embargo, la alegría interior se convierte en un río interno que pacifica, conforta y da armonía a toda nuestra vida, haciéndonos capaces de afrontar y resolver cualquier problema o dificultad, por difícil o grave que éste sea, es la alegría del corazón…

Un muchachito de siete años se fue caminando por el monte de aquel lado de allá y se perdió. Llegó la noche fría y lluviosa, y no regresaba. Los hombres salieron en su busca. También volvieron sin él. Al día siguiente, de mañanita, recé una oración y fui a intentar de nuevo. Salí confiando en aquel pasaje del evangelio: ¨El que pide, recibe¨. Continuaban el frío y la llovizna, pero yo seguía firme mojándome la ropa la llovizna de la madrugada. Parecía que Dios me estaba guiando. En un descampado, allá el frente, divise un pequeño bulto acostado y encogido en el sueño. Era el niño. ¿Estaría vivo? ¿Estaría muerto? Me acerqué. Una enorme tela de araña se extendía sobre él, como si fuera un tejado; su cuerpecito estaba seco, sin humedad, aunque frío. Oí un pequeño gemido: Estaba vivo. Retiré aquella cubierta improvisada, hecha durante la noche por la bondadosa araña (o por la mano de Dios). Lo tomé en brazos y regresé. La gente del poblado esperaba las noticias con ansiedad. Un baño caliente lo reanimó. Hoy día, es un muchacho fuerte. La Providencia divina había protegido al niño mientras llegaba el socorro.

Del Salmo 46: Dios es el rey del universo. Aleluya.

Reflexión y comentarios…