Archivos de la Categoria ‘5 Minutos de Oracion en el Hogar’

3
Jul

La vida de fe de Tomás

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Efesios 2: 19-22. Juan 20: 24-29.

¨Tomás, uno de los doce discípulos, al que llamaban el Gemelo, no estaba con ellos cuando llegó Jesús. Los otros discípulos le dijeron: Hemos visto al Señor. Pero Tomás contestó: Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi mano en su costado, no creeré…. Ocho días después, Jesús entró, se puso en medio de ellos y los saludó, diciendo: ¡Paz a ustesdes! Luego dijo a Tomás: Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y métela en mi costado. No seas incrédulo: ¡Cree! Tomás entonces exclamó: ¡Señor mío y Dios mío! Juan 20: 24-29.

Tomás, en arameo, ¨el gemelo¨ aparece en los Evangelios, como ¨uno de los Doce apóstoles¨ (Mateo 10:13). En el evangelio de San Juan, Tomás es considerado casi un símbolo de la incredulidad de los apóstoles: Tomás de inmediato percibe la dificultad y el peligro de ir a Jerusalén con Jesús, pero no capta el significado profundo de ello (Juan 11: 16). En el discurso de Jesús en la ¨Última Cena¨, no se entusiasma con sus promesas, y le dice: ¨Señor, no sabemos a dónde vas¨ (Juan 14: 1-6). Después de la Resurrección, pretende un conocimiento ¨carnal¨ y privado de Cristo, cuando se trataba de un conocimiento ¨espiritual¨ y comunitario, de fe (Juan 20: 24).

Pero, algunos días después, en medio de los apóstoles que habían visto a Cristo resucitado, su conocimiento se transforma en una conmovedora profesión de fe: ¡Señor mío y Dios mío!¨ (Juan 20: 28).

La vida de fe de Tomás es un camino largo, que va desde la realidad humana de Jesús, hasta llegar al conocimiento en el Espíritu. Que la intercesión del apóstol Santo Tomás, acreciente nuestra fe, para que creyendo, tengamos vida en el nombre de Jesucristo, el cual fue reconocido por él, como su Señor y su Dios.

Del Salmo 116: Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio.

Reflexión y comentarios…

2
Jul

Crees en Dios? Entonces, ¿por qué temes?

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Textos Bíblicos: Génesis 22: 1-19. Mateo 9: 1-8.

‘‘Ánimo, hijo, tus pecados están perdonados…Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa’’. Mateo 9: 1-8.

La sanación corporal sólo es signo de poder de Cristo para curar las enfermedades más graves que ‘‘consumen’’ el interior del hombre.

¿Crees en Dios? Entonces, ¿por qué temes?
¿Sabes que Dios es tu Padre? Entonces, ¿por qué no confías?
¿Sabes que Dios se define como amor? Entonces, ¿por qué no te sientes amado?
¿Recibiste el Espíritu Santo? Entonces, ¿por qué estás triste?
¿Te sabes templo de Dios? Entonces, ¿por qué te sientes solo?
¿Comes mi pan partido? Entonces, ¿por qué no vives la comunión?
¿Sabes que te amé hasta el fin? Entonces, ¿porque no vives en amor?
¿Sabes que doy la vida por ti? Entonces, ¿por qué temes la muerte?
¿Crees que el Reino de Dios está cerca? Entonces, ¿por qué te duermes o te desanimas? ¿Por qué no adelantas el Reino?
¿Rezas el Padrenuestro? Entonces, ¿por qué no compartes tu pan?, y ¿por qué no perdonas de corazón?
¿Sabes que Dios no se cansa de perdonar? Entonces, ¿por qué te agobian la culpa y los pecados?

¡Perdón, Señor!
Por nosotros que decimos y no hacemos
Que hablamos y no vivimos
Que pedimos y no damos
Que nos ‘‘gustan tus cosas’’, pero no nos comprometemos
Que decimos serte fieles y muchas veces te olvidamos
Que queremos servirte y se nos ha olvidado lo que es servir.
Que queremos ser los primeros en todo y nos olvidamos de los otros.
Hoy, desde lo hondo de mi pequeñez elevo a Ti mi oración, suplicándote…
¡Perdón, Señor, Perdón!

Reflexión en silencio y comentarios.

Del Salmo 114: Nuestro Dios es compasivo.

25
Jun

Necesitamos recuperar el gusto por ser buenos

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Génesis 18: 1-12. 15-16. Mateo 7: 21-29.

¨No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el Reino de los cielos, sino al que cumple la voluntad de mi Padre¨. Mateo 7: 21.

Los moralistas y pedagogos apenas hablan hoy de virtudes. Prefieren exponer valores concretos que atraigan la conducta de la persona. Probablemente se quiere evitar con ello el sentimiento del deber que a muchos se les presenta como una exigencia poco atrayente. Sin embargo, es evidente que, por muy atractivos que sean los valores, pensemos en la solidaridad, la libertad o la justicia, incorporarlos a la propia vida siempre exigirá un esfuerzo que no podrá llevar a cabo quien carezca de energía moral. No se trata evidentemente de ¨coleccionar virtudes¨. Lo importante es esa decisión fundamental de orientar la propia vida hacia la verdad, el bien y la belleza.

Las virtudes son ¨el fruto¨ de esa opción que da sentido y orientación global a nuestro pensamiento, nuestro sentir y nuestro hacer. Necesitamos recuperar el gusto por ser buenos viviendo con una conciencia de calidad, distinguiendo con más claridad lo que proviene de la verdadera libertad, cultivando ¨una relación sana, santa y lograda¨ con uno mismo, con los demás y con la creación entera. ¨Sin virtud todo está podrido y desabrido…, sin virtud el hombre no sirve para nada, se convierte en un peligro público¨. La primera virtud con fuerza (virtus) para dinamizar la vida es el amor. ¨Si no tengo amor, nada soy¨, como dice San Pablo. El amor no tiene precio. El amor irradia alegría y paz, infunde confianza, genera fortaleza. Del amor nace una visión más clara. El amor despierta el entusiasmo y la creatividad. El amor alimenta la nobleza de espíritu y toda forma de generosidad. El amor hace fecunda la vida. Según Jesús la persona logra realizar con acierto su vida, no cuando dice: ¨Señor, Señor¨. Es necesario ¨escuchar¨ las palabras de Jesús y ¨ponerlas en práctica¨. Sólo entonces ¨se edifica sobre roca¨.

Reflexión y comentarios…

24
Jun

El nacimiento de Juan Bautista

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Isaías 49: 1-6. Hechos 13: 22-26. Lucas 1: 57-66. 80.

¨¿Quién, pues, será este niño?… Y la mano del Señor estaba con él ¨. Lucas 1: 66.

Celebremos hoy el nacimiento de Juan Bautista, el precursor de Jesús. Preparó al pueblo judío para la venida del Mesías, exhortándole a la conversión del corazón y a la esperanza. Cumplió con fidelidad su misión, sin detenerse ante las dificultades y los tropiezos de quienes no pararon hasta callar su voz profética con el martirio.

El Bautista supo recoger y poner a flor de piel toda la esperanza y anhelo de salvación que estaba en el corazón de su pueblo. Su palabra llegaba al interior de las personas suscitando provocación, inquietud y haciendo que los ojos se abrieran al futuro. Su palabra hacía tambalear seguridades y no se detenía para deshacer la ¨costumbre¨ de una religiosidad dormida que actuaba como una ¨vacuna¨ contra la auténtica fe. Su palabra fue espada afilada y flecha cortante, con su palabra revolucionaria: ¨¡ Conviértanse… !¨.

Su misión fue la de hacer tomar conciencia del pecado, preparando así los corazones de los hombres para recibir el anuncio del perdón. Provocando cuestiones los preparaba para escuchar un día la respuesta. Su misión de precursor, era llevar a los hombres hacia Jesús y facilitar y hacer posible el encuentro con él. Toda su vida tiene la grandeza de la misión bien cumplida, realizada sin ostentación. Y en esta misión deja su vida. Su anuncio del Reino que se acerca choca con la resistencia de quienes han construído su propio reino en este mundo.

Juan es encarcelado y con su propia sangre sellará su testimonio. Y lo hace con valentía. El Bautista nos cuestiona: ¿Hasta qué punto sabemos aproximarnos a las antiguas y aspiraciones de quienes están a nuestro lado? ¿Qué tanto facilitamos a los demás el encuentro con Dios?

Del Salmo 138: Te doy gracias, Señor, porque me has formado maravillosamente.

Reflexión y comentarios…

23
Jun

No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan

   Publicado por: Admin

Lecturas para este día: Génesis 13: 2. 5-18. Mateo 7: 6. 12-14.

¨Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes¨. Mateo 7: 12.

Hallamos en el sagrado libro de Tobías esta sabia frase: ¨No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan¨ (4: 15). ¡Sí todos lleváramos a la práctica este consejo! Sí, a ti no te gustaría que, después de un día fatigoso y agitado no te dejan dormir; pues tampoco tú tengas tu radio a todo volumen, molestando al vecino que necesita, también como ser humano, del silencio. De ninguna manera sería grato que te pintarrajearan tu casa, entonces tampoco tú lo hagas y corrige enérgicamente a tus hijos sí realizan tan detestable acción. Pero Jesús es más exigente con nosotros y nos ordena: ¨Todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacedlo también vosotros a ellos¨ (Mateo 7: 12); ahora no sólo se trata de no hacer, sino de hacer:

¿Quieres que te ayuden en tu necesidad? También tú ahora, socorre a los necesitados.

Cuenta una antigua leyenda que había en tiempos muy remotos fuera de las ciudades, un ¨basurero¨ de viejos, allí los hijos depositaban a sus padres cuando habían llegado a la ancianidad. En cierta ocasión un hombre trasladó a ese lugar, cargándolo a la espalda en una colcha, a su padre, lo dejó en aquella soledad y se volvió a su casa. Por el camino puso su atención en el cobertor que llevaba doblado al hombro, en el que había envuelto a su padre, y le remordió la conciencia… desandó lo caminado y, presentándose ante el anciano, le ofreció la colcha: ¨Para que te cubras¨, le dijo. ¨No, gracias, le respondió a su padre; llévatela, la va a necesitar tu hijo cuando venga a tirarte¨.

Marcos 10: 31: ¨Amarás a tu prójimo como a ti mismo¨.

Reflexión y comentarios…

Pagina 1 de 19212345678910...203040...Ultima »