Si la oración hace en la mañana:

Nos ponemos en tu presencia, Dios bondadoso y Padre Nuestro. Te agradecemos que nos hayas dejado empezar el presente día, pues despertamos, una vez más, al conocimiento de nuestra propia existencia… que tu amor nos concede y sostiene. El saber que existimos es el don más grande de tu bondad. ¿De qué nos serviría existir, ante tu presencia, si no estuviéramos conscientes de ello? Además, nuestra vida está profundamente unida a la tuya, por el gran amor del cual nos has hecho participar… de tu amor no podemos dudar. Es el nuestro hacia ti… el que falla con mucha frecuencia. Nos disponemos, ante la grandeza de tu majestad, a los 5 minutos de oración. Te pedimos que des fuerza a la debilidad de nuestra mente y enciendas el fuego de tu amor en nuestros corazones. Padre Nuestro…

Si la oración se hace en la tarde:

Estamos reunidos, Señor, para reconocer tu amor que nos sostiene en el don de la vida… y para reconocer tu bondad que nos colma de beneficios. En las horas que ya pasaron y disfrutamos, tuvimos la oportunidad de hacer sentir tu amor y tu bondad, a través de nuestra propia bondad, en todos aquellos que nos rodean, familiares y amigos y en nuestro mundo tan necesitado de ti y de tu amor. Este día fue un paso más hacia tu eternidad, a la que nos llamaste desde el día en que nos diste la existencia. Si lo aprovechamos, hemos guardado un tesoro. Si lo desperdiciamos… tenemos que redoblar nuestro amor en tu servicio. Que durante estos 5 minutos de oración podamos olvidarnos de los intereses humanos, para estar atentos a tu amor y a tu Palabra. Guía nuestros corazones por el camino de tu voluntad. Padre Nuestro

Lecturas para este día: 2 Timoteo 4: 6-8. 17-18.
Mateo 16: 13-19.

¨Demos gracias a Dios en esta festividad de San Pedro y San Pablo, que con su sangre fecundaron a la Iglesia, participaron de la pasión del Señor y se convirtieron en amigos suyos¨ (Antífona de Entrada). La Iglesia une en una sola celebración a Pedro jefe de la Iglesia y a Pablo el Apóstol de los gentiles. Los dos son el fundamento vivo de la Iglesia plantada con las fatigas de su predicación incesante y fecundada por su martirio. ¨Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia¨. Mateo 16: 18; ¨Te daré las llaves del Reino de los Cielos¨. Mateo 28: 18: Pedro irá comprendiendo progresivamente por la continua intimidad con su Maestro y la experiencia dolorosa de su propia fragilidad, el alcance de su investidura. Cuando Jesús lo rechace por su protesta frente al anuncio de su Pasión, o cuando una sola mirada suya le haga descubrir toda la vileza de su negación, Pedro entenderá que el secreto de su victoria estará sólo en la plena comunión con Cristo, animada de una absoluta confianza en Él y vivida a semejanza con su cruz. Sólo entonces estará preparado para escuchar: ¨Apacienta mis corderos…¨ Juan 21: 15. Pablo expresa la serena satisfacción de haber gastado su vida por el Evangelio: ¨Estoy a punto de ser sacrificado y el momento de mi partida es inminente. He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe. Ahora me espera la corona merecida¨(2 Timoteo 6-8). Los dos Apóstoles ¨encarcelados¨ dan testimonio que sólo es verdadero discípulo de Cristo el que sabe afrontar por Él las tribulaciones y persecuciones; y a la vez, demuestran que Cristo no abandona a sus apóstoles perseguidos: Interviene en su ayuda para salvarlos de los peligros o para sostenerlos en sus dificultades.

Del Salmo 33: El Señor me libró de todos mis temores.

Reflexión y comentarios…

Oración final del 25 al 30 de junio

Hermanos sabemos que, aunque el camino de Cristo conduce al Calvario, la cruz no es la última etapa del camino, sino la gloria de la resurreción. Pidamos al Padre que nos de la fuerza y estimulo necesarios para aceptar nuestra cruz, y digámosle: TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Señor, como signo de nuestra conversión, empecemos por r quitando las ¨vigas¨ que nos separan de ti y de los demás. TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Señor, te pedimos por los enfermos, los pobres, los oprimidos en su cuerpo o en su espíritu; para que la solidaridad y la caridad de los hermanos haga más ligera y soportable su cruz. TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Señor te pedimos pro los inmigrantes, que dejando su casa y su patría van en busca de mejroes condiciones de vida; para que encuentren la acogida humana y cristiana de sus hermanos cristianos. TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Señor, que escuchando las invitaciones amorosas, sepamos responder ¨sí¨ a las ¨mociones¨ de tu Espíritu y ¨no¨ a las seducciones del mal. TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Señor, que en nuestra oración descubramos que sólo siguiendo tus mandatos encontramos la verdadera paz, libertad, la unión contigo. TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Señor, que se note en nuestras obras que realmente nos estamos esforzando por entrar por la ¨puerta estrecha¨. TE DOY GRACIAS, SEÑOR, PORQUE ME HAS FORMADO MARAVILLOSAMENTE.

Se pueden agregar otras peticiones…

OREMOS: Concédenos, Oh Padre, que después de hacer seguido a Cristo tu Hijo por el camino de la cruz, lo podamos seguir también en la gloria de la resurrección. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMÉN.

Si la oración hace en la mañana:

Nos ponemos en tu presencia, Dios bondadoso y Padre Nuestro. Te agradecemos que nos hayas dejado empezar el presente día, pues despertamos, una vez más, al conocimiento de nuestra propia existencia… que tu amor nos concede y sostiene. El saber que existimos es el don más grande de tu bondad. ¿De qué nos serviría existir, ante tu presencia, si no estuviéramos conscientes de ello? Además, nuestra vida está profundamente unida a la tuya, por el gran amor del cual nos has hecho participar… de tu amor no podemos dudar. Es el nuestro hacia ti… el que falla con mucha frecuencia. Nos disponemos, ante la grandeza de tu majestad, a los 5 minutos de oración. Te pedimos que des fuerza a la debilidad de nuestra mente y enciendas el fuego de tu amor en nuestros corazones. Padre Nuestro…

Si la oración se hace en la tarde:

Estamos reunidos, Señor, para reconocer tu amor que nos sostiene en el don de la vida… y para reconocer tu bondad que nos colma de beneficios. En las horas que ya pasaron y disfrutamos, tuvimos la oportunidad de hacer sentir tu amor y tu bondad, a través de nuestra propia bondad, en todos aquellos que nos rodean, familiares y amigos y en nuestro mundo tan necesitado de ti y de tu amor. Este día fue un paso más hacia tu eternidad, a la que nos llamaste desde el día en que nos diste la existencia. Si lo aprovechamos, hemos guardado un tesoro. Si lo desperdiciamos… tenemos que redoblar nuestro amor en tu servicio. Que durante estos 5 minutos de oración podamos olvidarnos de los intereses humanos, para estar atentos a tu amor y a tu Palabra. Guía nuestros corazones por el camino de tu voluntad. Padre Nuestro

Lecturas para este día: 2 Reyes 22: 8-13. Mateo 7: 15-20.

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuidado con los falsos profetas; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos capaces. Por sus frutos los conoceréis¨. Mateo 7: 15-16.

Quien ponga en práctica las bienaventuranzas con todo lo absoluto e ilimitado de sus exigencias, como el perdón y el amor a todos, incluido el enemigo, el dar sin esperar nada a cambio, la limosna, el desprendimiento, la oración, el no juzgar y condenar a los demás constituyéndose en jueces improvisados, que censuran y ¨fiscalizan¨ a los demás, requiere haber convertido antes el propio corazón o al menos intentar mejorar. El que toma como principio dar una hora de tiempo al que le pide la mitad, privarse de lo necesario a quien le pide lo superfluo, ése comprueba rápidamente que ya no se pertenece a sí mismo. Pero no porque le obliga una ley fría e intransigente, sino porque anida en él una exigencia y porque renegaría de sí mismo si renuncia a ello. Es una llamada que arrastra cada vez más lejos, hasta conseguir la libertad, la verdadera paz, la unión con Dios. Quien así obra se convierte en auténtico profeta de Cristo, en su discípulo. Además se sabe incorporado a Cristo por el bautismo y la fe que implica, no dejará de producir frutos maduros porque no podrá menos de pensar, hablar y actuar como Jesús. Pero del árbol enfermo y del corazón que es un desierto vacío no pueden salir más que frutos malos, palabras y acciones estériles; porque lo que llevamos dentro es lo que trasparentamos y producimos. Entonces, ¿ Se trasluce el vacío interior y la inmadurez religiosa, en nuestros evidentes criterios infantiles y egoístas, en nuestro comportamiento farisaíco que nos induce a ser guías ciegos de otros ciegos ?

Del Salmo 104: Muéstranos, Señor, el camino de tus leyes.

Reflexión y comentarios…

Oración final del día 17 al 24 de junio

Hermanos, el Señor Jesús no nos ha prometido una vida fácil y éxitos, sino persecuciones y oposiciones de parte del ¨mundo¨. Oremos para que, como Iglesia que somos, permanezcamos fieles al Esposo aun en medio de las dificultades, y digámosle: LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que nuestra oración brote de nuestra confiada y nos lleve a ¨vivir¨ la oración del ¨Padre Nuestro¨. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que en medio de nuestras tribulaciones sepamos mantener la confianza en Cristo, y no nos dejemos vencer por ¨compromisos¨ que nos lleven a traicionarte. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, te pedimos por los cristianos que viven en países de bienestar y de libertad, para que las comodidades de la vida y la indiferencia religiosa no apaguen en sus corazones el entusiasmo de la fe y la práctica del Evangelio. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que meditando en tu misericordia tengamos sólo en Tí, nuestro tesoro. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que sepamos administrar los bienes materiales que has puesto en nuestras manos, buscando sólo tu Reino y tu Justicia. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que en medio de nuestros problemas por vivir tu evangelio, confiemos SOLO EN TÍ, y mostremos con nuestras obras, como Tú, ¨como fuerte soldado estás con nosotros¨. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Se pueden agregar otras peticiones…

OREMOS: Concede, Oh Padre, fuerza y perseverancia a nuestros hermanos que sufren: Haz vigilantes y perseverantes a quienes la falta de lucha corre el riesgo de ¨adormecer¨. Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor. AMÉN.

Si la oración hace en la mañana:

Nos ponemos en tu presencia, Dios bondadoso y Padre Nuestro. Te agradecemos que nos hayas dejado empezar el presente día, pues despertamos, una vez más, al conocimiento de nuestra propia existencia… que tu amor nos concede y sostiene. El saber que existimos es el don más grande de tu bondad. ¿De qué nos serviría existir, ante tu presencia, si no estuviéramos conscientes de ello? Además, nuestra vida está profundamente unida a la tuya, por el gran amor del cual nos has hecho participar… de tu amor no podemos dudar. Es el nuestro hacia ti… el que falla con mucha frecuencia. Nos disponemos, ante la grandeza de tu majestad, a los 5 minutos de oración. Te pedimos que des fuerza a la debilidad de nuestra mente y enciendas el fuego de tu amor en nuestros corazones. Padre Nuestro…

Si la oración se hace en la tarde:

Estamos reunidos, Señor, para reconocer tu amor que nos sostiene en el don de la vida… y para reconocer tu bondad que nos colma de beneficios. En las horas que ya pasaron y disfrutamos, tuvimos la oportunidad de hacer sentir tu amor y tu bondad, a través de nuestra propia bondad, en todos aquellos que nos rodean, familiares y amigos y en nuestro mundo tan necesitado de ti y de tu amor. Este día fue un paso más hacia tu eternidad, a la que nos llamaste desde el día en que nos diste la existencia. Si lo aprovechamos, hemos guardado un tesoro. Si lo desperdiciamos… tenemos que redoblar nuestro amor en tu servicio. Que durante estos 5 minutos de oración podamos olvidarnos de los intereses humanos, para estar atentos a tu amor y a tu Palabra. Guía nuestros corazones por el camino de tu voluntad. Padre Nuestro

Lecturas para este día: 1 Reyes 11: 1-4. 9-18.
Mateo 6: 19-23.

¨Donde está tu tesoro, allí está tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo, sí tu ojo está enfermo, tu cuerpo entero estará a oscuras¨.
Mateo 6: 19-23.

Con el ejemplo del tesoro y de la mirada como luz del cuerpo. Jesús nos enseña cómo nuestras actitudes demuestran qué hay en nuestro corazón, a quién le pertenece, y también cómo podemos hacer para que las buenas obras constituyan nuestro tesoro para el cielo, ya que los bienes terrenos son caducos y son fuente de preocupaciones. Qué mayor tesoro que saber que tengo un Padre que, a pesar de que me faltan muchas virtudes, de que soy incapaz de mantenerme en el cumplimiento de sus mandamientos, de que caigo una y otra vez en los mismos errores y pecados, y que aún así ¡ No siento la necesidad de recurrir a él !, ¡ Soy objeto de su misericordia, me ama tal como soy, tiene fe en mi y espera que mi corazón vuelva a él poco a poco !; Él cree posible que yo, por fin, me adhiera a su salvación y sueña con mi presencia en su Reino. Nuestra fe nos debe hacer descubrir esto cada día, encontrando en Él la fuente de transformación de nuestro corazón, ¡ Cambiar !. ¡ Qué maravilla !. Pero… vivimos bajo la tentación de otros ¨tesoros¨; Dios nos ofrece la libertad, pero nos da tanto miedo desatarnos de nuestras esclavitudes, o quizá ¨amamos¨ mucho nuestras ¨cadenas¨; Dios nos ha hecho herederos de su Reino presente y futuro, pero seguimos echando la ¨mirada atrás¨, hacia los ¨viejos tesoros¨. El Señor ha arriesgado todo por nosotros, y espera que también nosotros ¨corramos el riesgo¨ de venderlo todo para comprar el campo donde se esconde la perla de valor incomparable, responderle a su amor. ¡ Nuestro tesoro sólo tendrá el valor que hayamos tenido que pagar para adquirirlo !

Del Salmo 131: Dios le dará el trono de su padre David.

Reflexión y comentarios…

Oración final del día 17 al 24 de junio

Hermanos, el Señor Jesús no nos ha prometido una vida fácil y éxitos, sino persecuciones y oposiciones de parte del ¨mundo¨. Oremos para que, como Iglesia que somos, permanezcamos fieles al Esposo aun en medio de las dificultades, y digámosle: LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que nuestra oración brote de nuestra confiada y nos lleve a ¨vivir¨ la oración del ¨Padre Nuestro¨. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que en medio de nuestras tribulaciones sepamos mantener la confianza en Cristo, y no nos dejemos vencer por ¨compromisos¨ que nos lleven a traicionarte. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, te pedimos por los cristianos que viven en países de bienestar y de libertad, para que las comodidades de la vida y la indiferencia religiosa no apaguen en sus corazones el entusiasmo de la fe y la práctica del Evangelio. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que meditando en tu misericordia tengamos sólo en Tí, nuestro tesoro. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que sepamos administrar los bienes materiales que has puesto en nuestras manos, buscando sólo tu Reino y tu Justicia. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Señor, que en medio de nuestros problemas por vivir tu evangelio, confiemos SOLO EN TÍ, y mostremos con nuestras obras, como Tú, ¨como fuerte soldado estás con nosotros¨. LOS OJOS DEL SEÑOR ESTAN PUESTOS EN SUS FIELES.

Se pueden agregar otras peticiones…

OREMOS: Concede, Oh Padre, fuerza y perseverancia a nuestros hermanos que sufren: Haz vigilantes y perseverantes a quienes la falta de lucha corre el riesgo de ¨adormecer¨. Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor. AMÉN.

16
Jun

Jueves 16 de junio de 2016

   Publicado por: Admin en 5 Minutos de Oracion en el Hogar

Si la oración hace en la mañana:

Nos ponemos en tu presencia, Dios bondadoso y Padre Nuestro. Te agradecemos que nos hayas dejado empezar el presente día, pues despertamos, una vez más, al conocimiento de nuestra propia existencia… que tu amor nos concede y sostiene. El saber que existimos es el don más grande de tu bondad. ¿De qué nos serviría existir, ante tu presencia, si no estuviéramos conscientes de ello? Además, nuestra vida está profundamente unida a la tuya, por el gran amor del cual nos has hecho participar… de tu amor no podemos dudar. Es el nuestro hacia ti… el que falla con mucha frecuencia. Nos disponemos, ante la grandeza de tu majestad, a los 5 minutos de oración. Te pedimos que des fuerza a la debilidad de nuestra mente y enciendas el fuego de tu amor en nuestros corazones. Padre Nuestro…

Si la oración se hace en la tarde:

Estamos reunidos, Señor, para reconocer tu amor que nos sostiene en el don de la vida… y para reconocer tu bondad que nos colma de beneficios. En las horas que ya pasaron y disfrutamos, tuvimos la oportunidad de hacer sentir tu amor y tu bondad, a través de nuestra propia bondad, en todos aquellos que nos rodean, familiares y amigos y en nuestro mundo tan necesitado de ti y de tu amor. Este día fue un paso más hacia tu eternidad, a la que nos llamaste desde el día en que nos diste la existencia. Si lo aprovechamos, hemos guardado un tesoro. Si lo desperdiciamos… tenemos que redoblar nuestro amor en tu servicio. Que durante estos 5 minutos de oración podamos olvidarnos de los intereses humanos, para estar atentos a tu amor y a tu Palabra. Guía nuestros corazones por el camino de tu voluntad. Padre Nuestro

Lecturas para este día: Sirácide 48: 1-15. Mateo 6: 7-15.

¨Ustedes recen así: Padre Nuestro…¨. Mateo 6: 7.

Padre Nuestro que estás en los cielos. Dios no es nuestro Juez y Señor y, ni nuestro Rival y Enemigo. Es el Padre que escucha el clamor de sus hijos. Y es nuestro, de todos. Aislados o juntos, somos nosotros los que invocamos al Dios y Padre de todos los hombres. Imposible invocarle sin que crezca y se ensanche en nosotros el deseo de fraternidad. Está en los cielos como lugar abierto, de vida y plenitud, hacia donde se dirige nuestra mirada en medio de las luchas de cada día. Santificado sea tu Nombre. El Nombre del que viven los hombres y la creación entera. Bendito, santificado y reconocido sea en todas las conciencias y allí donde late algo de vida. Venga a nosotros tu Reino. No pedimos ir nosotros cuanto antes al cielo. Gritamos que el Reino de Dios venga cuanto antes a la tierra y se establezca un orden nuevo de justicia y fraternidad donde nadie domine a nadie sino donde el Padre sea el único Señor de todos. Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. No pedimos que Dios adapte su voluntad a la nuestra. Somos nosotros los que nos abrimos a su voluntad de liberar y hermanar a los hombres. El pan de cada día dánosle hoy. Confesamos con gozo nuestra dependencia de Dios y le pedimos lo necesario para vivir, sin pretender acaparar lo superfluo e innecesario que pervierte nuestro ser y nos cierra a los necesitados. Pérdonanos nuestras deudas, egoísmos e injusticias pues estamos dispuestos a extender ese perdón que recibimos de Ti a todos los que nos han podido hacer algún mal. No nos dejes caer en la tentación de olvidar tu rostro y explotar a nuestros hermanos. Presérvanos en tu seno de Padre y enséñanos a vivir como hermanos. Y líbranos del mal. De todo mal. Del mal que cometemos cada día y del mal del que somos víctimas constantes. Orienta nuestra vida hacia el Bien y la Felicidad. Amén.

Reflexión y comentarios…

Oración final del día 9 al 16 de junio

Hermanos, al Padre que ha querido encerrar en el Corazón de su Hijo los tesoros de su gracia, dirijámosle por medio de Jesucristo nuestra plegaria, y digámosle: ¡ SEÑOR !, ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que la escucha y reflexión de tu Palabra nos ayude a entender y a practicar en toda su extensión, la única ley que te agrada: El amor hasta el extremo como nos lo enseñó tu Hijo.
¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que a practicar tus mandamientos mostremos la ¨justicia nueva¨ que quieres y vayamos a la intención, es decir, no sólo ¨no matando¨ al enemigo, sino orando por él. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Santísima Virgen María, el orgullo y la soberbía nos invaden cuando no comprendemos la voluntad de Dios sobre nosotros. Haz que a ejemplo tuyo, con humildad y perseverancia en un silencio paciente y orante, lo vayamos comprendiendo. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que ves nuestra fatiga y dispersión por buscarte donde no estas, compadécete de nosotros de nosotros y ayúdanos a encontrarte. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que nos dejemos ¨sanar¨ por tu Evangelio, que tumbe nuestras máscaras y descubra nuestras llagas, para ser los hombres y mujeres nuevos que quieres de nosotros. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que mantengamos un ¨ritmo¨ de oración diaria y perseverante que nos ¨refresque¨ la conciencia de que somos tuyos y a Tí tenemos que volver. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Se pueden agregar otras peticiones…

OREMOS: Oh Dios, nuestro Padre, que has dado a tu pueblo la ley del amor, haz que aprendamos como Cristo a ser mansos y humildes de corazón. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

Miercoles 15 de junio de 2016

Si la oración hace en la mañana:

Nos ponemos en tu presencia, Dios bondadoso y Padre Nuestro. Te agradecemos que nos hayas dejado empezar el presente día, pues despertamos, una vez más, al conocimiento de nuestra propia existencia… que tu amor nos concede y sostiene. El saber que existimos es el don más grande de tu bondad. ¿De qué nos serviría existir, ante tu presencia, si no estuviéramos conscientes de ello? Además, nuestra vida está profundamente unida a la tuya, por el gran amor del cual nos has hecho participar… de tu amor no podemos dudar. Es el nuestro hacia ti… el que falla con mucha frecuencia. Nos disponemos, ante la grandeza de tu majestad, a los 5 minutos de oración. Te pedimos que des fuerza a la debilidad de nuestra mente y enciendas el fuego de tu amor en nuestros corazones. Padre Nuestro…

Si la oración se hace en la tarde:

Estamos reunidos, Señor, para reconocer tu amor que nos sostiene en el don de la vida… y para reconocer tu bondad que nos colma de beneficios. En las horas que ya pasaron y disfrutamos, tuvimos la oportunidad de hacer sentir tu amor y tu bondad, a través de nuestra propia bondad, en todos aquellos que nos rodean, familiares y amigos y en nuestro mundo tan necesitado de ti y de tu amor. Este día fue un paso más hacia tu eternidad, a la que nos llamaste desde el día en que nos diste la existencia. Si lo aprovechamos, hemos guardado un tesoro. Si lo desperdiciamos… tenemos que redoblar nuestro amor en tu servicio. Que durante estos 5 minutos de oración podamos olvidarnos de los intereses humanos, para estar atentos a tu amor y a tu Palabra. Guía nuestros corazones por el camino de tu voluntad. Padre Nuestro

Lecturas para este día: 2 Reyes 2: 1. 6-14. Mateo 6: 1-6. 16-18.

¨Cuiden de no practicar su justicia delante de los hombres para que los vean… cuando hagas limosna…¨. Mateo 6: 1-6.

Si el pan que das te sobra, ya no es tuyo, es del hambriento. Por lo tanto esa limosna no es una obra de caridad, sino de justicia. Lo que haces es devolverle al hambriento lo suyo. Si el pan que partes lo das de mala gana, lo das para cumplir o para que no te molesten, es un acto legal, un cumplimiento, una comodidad, no es caridad. Si el pan que partes lo das desde la distancia o de arriba a abajo, originando dependencia, eso es orgullo y dominación, lejos de ser caridad. Si el pan que partes lo das para sentirte bueno y aumentar tus méritos y tu prestigio, eso es hipocresía y vanidad, utilizas al pobre en tu favor, eso está en contra de la caridad.
Cuando partes tu pan:
Hazlo con humildad, de abajo arriba y pidiendo perdón. ¿ Por qué él está hambriento y tu no ? Hazlo con respeto, porque el pobre tiene tanta dignidad como tú, hecho a imagen de Dios. Dile alguna palabra bonita. Hazlo con alegría, regalando una sonrisa, con gracia (Eclesiastico 35: 8), nada más gozoso que el amor compartido. Hazlo con ternura mirando a los ojos, dándole algun saludo. Hazlo con agradecimiento, porque te ha aceptado y ha acogido tu don. Hazlo con generosidad, el amor siempre que costar o doler. Dar hasta que te cueste. Hazlo con fe, el pobre es otro Cristo. Hazlo con amor: Pon el sello del amor en cada migaja de pan de pan. Hazlo, si Dios te lo concede, con el mismo amor de Cristo. Hazlo en comunidad: Es un signo más eficaz y más cristiano, como un sacramento. Hazlo pascualmente: Cuando ya no tengas que dar, hazle tú mismo pan, y déjate partir, déjame comer… y con alegría.

Del Salmo 30: Amemos al Señor todos sus fieles.

Reflexión y comentarios…

Oración final del día 9 al 16 de junio

Hermanos, al Padre que ha querido encerrar en el Corazón de su Hijo los tesoros de su gracia, dirijámosle por medio de Jesucristo nuestra plegaria, y digámosle: ¡ SEÑOR !, ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que la escucha y reflexión de tu Palabra nos ayude a entender y a practicar en toda su extensión, la única ley que te agrada: El amor hasta el extremo como nos lo enseñó tu Hijo.
¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que a practicar tus mandamientos mostremos la ¨justicia nueva¨ que quieres y vayamos a la intención, es decir, no sólo ¨no matando¨ al enemigo, sino orando por él. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Santísima Virgen María, el orgullo y la soberbía nos invaden cuando no comprendemos la voluntad de Dios sobre nosotros. Haz que a ejemplo tuyo, con humildad y perseverancia en un silencio paciente y orante, lo vayamos comprendiendo. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que ves nuestra fatiga y dispersión por buscarte donde no estas, compadécete de nosotros de nosotros y ayúdanos a encontrarte. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que nos dejemos ¨sanar¨ por tu Evangelio, que tumbe nuestras máscaras y descubra nuestras llagas, para ser los hombres y mujeres nuevos que quieres de nosotros. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Señor, que mantengamos un ¨ritmo¨ de oración diaria y perseverante que nos ¨refresque¨ la conciencia de que somos tuyos y a Tí tenemos que volver. ¡ SEÑOR ! ¡ ENDEREZA A LOS QUE YA SE DOBLAN !

Se pueden agregar otras peticiones…

OREMOS: Oh Dios, nuestro Padre, que has dado a tu pueblo la ley del amor, haz que aprendamos como Cristo a ser mansos y humildes de corazón. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

Pagina 1 de 22612345678910...203040...Ultima »