17
Dec

Genealogía de Jesucristo

   Publicado por: Admin en 5 Minutos de Oracion en el Hogar

¨Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham engendró a Isaac… y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo¨. Mateo 1: 1-17.

Dios es el único Señor de la creación y de la historia humana, escenario ambas de la salvación de Dios. En Cristo se cumple esta nueva era de la gran Bendición de lo alto.

El Evangelio de hoy contiene dos secciones.

Primera: La pregunta de Juan el Bautista a Jesús sobre su mesianidad.

Segunda: La autodefinición de Cristo por sus obras, que son signo elocuente de su mesianismo.

El Bautista está en la cárcel. Desde su calabozo ha oído de Jesús y de sus obras, que no corresponden a la figura ideal que del Mesías se había formado de El la gente, con imágenes de la hacha y el fuego para urgir la conversación ante el juicio inminente. Jesús, en cambio, presentaba la cara amable de Dios mediante el anuncio de la Buena Nueva y su compasión por los enfermos, débiles y marginados social y religiosamente.

Por eso Juan envió a dos de sus discípulos con esta pregunta para Jesús: ¿Eres Tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro? Era lo mismo que preguntarle: ¿Eres Tú el Mesías esperado?

Hasta cierto punto nos sorprende esta duda del precursor. ¿Acaso se sentía defraudado por Jesús? Es probable, pero a la luz de la Bienaventuranza de la fe: ¨Dichoso el que no se sienta defraudado por mí¨.

Aunque cabe también otra explicación que excusa al Bautista de la duda personal y más bien su intención es el mejor conocimiento de Jesús por parte de sus propios discípulos.

Hoy nuestra oración, Señor, clama con el Profeta: Cielos, destilen el rocío; nubes, lluevan al justo.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 71: Ven, Señor, rey de justicia y de paz.

Lecturas para este día: Génesis 49: 2. 8-10. Mateo 1: 1-17.

¨Jesús les dijo: Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia y no le creísteis; en cambio los publicanos y prostitutas lo creyeron. Y aun después de ver esto vosotros no os arrepentisteis ni le creísteis¨. Mateo 21: 30.

La primera Lectura está tomada del Profeta Sofonías, que fue el primero en dar un sentido espiritual al tema de los pobres de Yahvé. Es el pobre según el espíritu de las bienaventuranzas. Es el pobre vacío totalmente de sí mismo y confiando únicamente en el Señor y sigue el camino de la rectitud y de la justicia con absoluta fidelidad a Dios y los hermanos, sin dar culto a la soberbia y a las riquezas.

El Evangelio contiene la parábola de los hijos enviados por su padre a la viña. De hecho quien obedece es el que parecía menos dispuesto a hacerlo; su conducta refleja el camino del pecado al arrepentimiento. Dios siempre da una segunda oportunidad.

En el segundo hijo, que acepta ir a la viña y luego no va, están representados quienes conocen la voluntad de Dios e incluso parecen seguirla, pero de hecho vacían de contenido el cumplimiento de lo que el Señor nos pide.

¿En cuál de los dos hijos de la parábola nos vemos reflejados?

Creo que la segunda actitud merece nuestra atención. Damos un sí a Dios y practicamos un no. Lo que nos pide Dios, ante todo, es apertura a su oferta de salvación, ser pobres que la ansían y la reciben gozosos como el mayor tesoro. Son estos ¨los pobres¨ que se ganan el corazón de Dios.

Te bendecimos, Padre, con los pobres de la tierra. ¡La salvación de Dios está llegando a nuestro mundo! Demasiadas veces Señor te damos un sí y practicamos un no. Pero Tú eres el que da una segunda oportunidad.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 33: El Señor escucha el clamor de los pobres.

Lecturas para este día: Sofonías 3: 1-2. 9-13. Mateo 21: 28-32

“Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Lucas 1: 42.

Que te alaben, Señor, todos los pueblos.

Cuando contemplamos la imagen de la Virgen de Guadalupe y vemos su rostro, quisiéramos entonar un canto de admiración a la belleza de esta pintura, sin duda hecha en el cielo y que ella nos dejó en el Santuario Basílica que le ha construido el pueblo mexicano.

Si, un canto de emoción y de gratitud al amor misericordioso de Dios, que ha querido siempre darnos lo mejor de él y así ayudarnos en el camino, difícil y arduo, de nuestra vida.

Dios hace siempre muy bien las cosas. En la creación, lo mejor que le salió fue el hombre hecho con tanto cuidado y detalle. Parecía un ¨dios, por la gran semejanza. Pero llegó la noche del pecado y el hombre y la mujer echaron a perder la historia. Adán y Eva se contagiaron y esta contaminación ha traspasado los siglos: El pecado original.

Con todo, Dios encontró la medicina. Con el mismo barro y con la misma sangre se propuso hacer un Hombre Nuevo, nacido de una mujer limpia que liberará del contagio y aportara salvación. Estamos acercándonos a celebrar la Navidad, que constituye una página divina y humana de la historia, cuando lo divino se acerca a lo humano y lo humano toca lo divino.

Dios, por amor, quiere humanizarse. El hombre, por la fe, se abre a Dios. Todo este misterio se desarrolla en la vida de María. Ella permite que el Espíritu de Dios y la cubra con su sombra y de esta manera maravillosa se entrecruzan el sí de Dios y el sí de María.

María Madre de Dios es también Madre nuestra y pidió una ¨casita¨ para quedarse con nosotros para siempre.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 66: Que te alaben, Señor, todos los pueblos.

Lecturas para este día: Isaías 7: 10-14. Gálatas 4: 4-7. Lucas 1: 39-48.

¨Dijo Jesús a la gente: Les aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista; aunque el más pequeño en el Reino de los Cielos, es más grande que él. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos hace guerra y los esforzados se apoderan de él¨. Mateo 11: 11.

El Dios de la ternura volverá a los Israelitas, desde la cautividad babilónica, a su tierra. Obrará maravillas a favor de su pueblo, convirtiendo el desierto en vergel y la estepa en manantial.

En tiempos de Jesús, también se alzó la voz de Juan en el desierto. La imagen del Bautista comienza a iluminarse en el momento de espera del Adviento, hasta el punto de que será central en el Evangelio diario, desde hoy, hasta el día 16 de Diciembre.

Comienza la etapa del precursor del Mesías. Es tan importante la presencia del Bautista que merece una especial mención de Jesús: ¨Les aseguro que no ha nacido de mujer otro más grande que Juan el Bautista¨. Y luego añade: ¨Aunque el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que él¨. Esta superioridad no es tan sólo de valores personales, sino proclamar un estado o situación mejor respecto a la salvación de Dios que trae Jesucristo.

Nos alegra, Señor, el saber que eres un Dios clemente, misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad, pero también comprometido a fondo con el dolor de tu pueblo. Hoy te pedimos por los sedientos de vida y dignidad y por los profetas que luchan a favor de la esperanza; aumenta su fe valiente y fortalece la nuestra, para comprometernos cada vez más con el ansia de tu amor y tu justicia. Danos la fuerza y energía del Reino para entrar en él, la entrega de los esforzados que se comprometen a fondo.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 144: Bueno es el Señor para con todos.

Lecturas para este día: Isaías 41: 13-20. Mateo 11: 11-15.

10
Dec

El yugo de Cristo

   Publicado por: Admin en 5 Minutos de Oracion en el Hogar

¨Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen mi yugo y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso¨. Mateo 11: 28-30.

Bendice al Señor alma mío.

¨El Señor da fuerza al cansado y aumenta el vigor del inválido¨. Haciendo eco a estas consoladoras palabras del profeta Isaías, dirigidas a los israelitas desterrados, Jesús invita a todos los hombres: ¨Vengan a mí los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán su descanso. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera¨.

¿Quiénes son estos cansados y agobiados? Y ¿Qué significa la imagen del yugo repetida dos veces? Se trata de un mensaje de liberación y descanso y es la alternativa de Jesús al yugo, carga insoportable que, en su tiempo, fariseos y doctores de la ley mosaica habían echado sobre la pobre gente a base de un legalismo falso y exagerado y, sin que ellos movieran al menos un dedo para ayudar.

El yugo de Cristo, no es así, es llevadero y su carga ligera. Aunque sean yugo y carga, son llevaderos y ligeros. Nuestro seguimiento a Cristo y aceptar una moral y religión cristianas, no son una imposición, sino aceptación libre. La ley de Cristo es libertad y nos relaciona filialmente con Dios Padre nuestro y amigo.

Todo está en la clave secreta que lo hace posible, es el amor. El gran secreto del cristiano es el amor, tanto el que recibe de Dios, como el que da con su entrega personal de sí mismo a los hermanos. El que ama no siente el Mandamiento del Señor como una obligación pesada. Concédenos Señor que percibamos el dolor de los demás para que nos pesen menos los propios problemas.

Reflexión y comentarios…

Del Salmo 102: Bendice al Señor alma mía.

Lecturas para este día: Isaías 40: 25-31. Mateo 11: 28-30.

Pagina 1 de 17212345678910...203040...Ultima »