18
Jul

Lunes 18 de julio de 2016

   Publicado por: Admin en 5 Minutos de Oracion en el Hogar

Lecturas para este día: Míqueas 6: 1-4. 6-8. Mateo 12: 38-42.

¨Esta generación perversa e infiel exige un signo; pero no se le dará más signo que el del profeta Jonás¨. Mateo 12: 39.

La verdad es que no nos basta contemplar el milagro cotidiano que Dios nos concede al darnos la vida, la salud, la familia, las amistades, el trabajo, en fin, un sinnúmero de cosas buenas y otros tantos contratiempos que llamamos ¨malos¨; no, muchas veces nos dirigimos a él como alguien que tiene cuentas pendientes con nosotros: ¨No me escucha, no hace lo que le pido, no me concede esto o aquello, después de todo lo que he hecho por él, sacrificios, renuncias, oraciones…¨. Y así, no hacemos sino ¨sacar el cobre¨: Somos unos niños en la fe que necesitan que su ¨papi¨ les esté resolviendo sus problemas, que les dé todo sin exigirles nada. Y en tantas otras ocasiones, queriendo siempre ¨ver y tocar¨ todo con los sentidos, corremos detrás de magias y supersticiones aun cuando esto implique un notable gasto de tiempo y dinero. Pero Jesús quiere que maduremos en libertad y responsabilidad siguiendo su Evangelio. ¿ Necesitas tú, milagros para creer ? Perdona, Señor, mi arrogancia frente a tí, una arrogancia hecha de pretensiones y nunca saciada de tus dones. Me muestro ridículo en mi necia pretensión de desafiarte a que me brindes siempre nuevas pruebas de tu presencia amorosa, cuando en realidad yo no estoy en absoluto disponible para acoger ninguna. Perdona los ¨delirios de omnipotencia¨ que me atrapan y que me llevan a intentar mirarte de arriba a abajo. Pero tú no te espantas ni le cansas de mí, oh Dios. Más aún, eres tú el que se hace pequeño. De este modome das ejemplo y me demuestras que recorriendo el camino del amor, de la humildad, de la confianza, llegamos a ser personas verdaderamente humanas, se nos reconoce como hijos del Padre y somos capaces de ver el signo de tu presencia en el mundo. Por eso, Señor, nunca acabaré de bendecirte.

Del Salmo 49: Dios salva al que cumpla su voluntad.

Reflexión y comentarios…

 

Lecturas para este día: Isaías 38: 1-6. 21-22. Mateo 12: 1-8.

¨Los fariseos le dijeron a Jesús: Mira, tus discípulos están haciendo algo que no está permitido en sábado¨.
Mateo 12: 2.

Una de las leyes que más controversia causó entre Jesús y los fariseos fue la observancia del ¨sábado¨ (Exodo 20: 8) pues era el día de reposo dedicado a Dios, que ¨descansó el día séptimo de todo lo que había hecho¨(Genesis 2: 2).

Este día les recordaba con alegría la liberación de la esclavitud de Egipto, y era como un anticipo de lo que sucedería al final de los tiempos cuando el hombre descansaría, por fin, para siempre, en Dios.

Pero con el paso del tiempo, los judíos habían convertido el sábado en un día de ¨pesadilla¨ porque todo el día estaba dividido en lo que estaba permitido y prohibido por la ley. Por eso, para Jesús, lo más importante es la felicidad y la libertad del hombre.

PERO HOY, muchos siglos después, nosotros seguimos intentando encerrar a Dios en un conjunto de reglas religiosas prácticas, que nos pongan en paz la conciencia aquí en la tierra y nos aseguren la vida eterna en el cielo. Es fácil porque nos da seguridad y nos ofrece un juicio inmediato entre lo que es justo e injusto; ¨facilita¨ también el acercamiento a los demás a quienes podemos catalogar de ¨buenos y malos¨.

Como en tiempos de Jesús es un ejercicio que tiene mucho éxito también hoy, en una época en la que tenemos tanta necesidad de puntos de referencia ciertos, controlables, pero en la que no estamos dispuestos a trabajar para formarnos una conciencia ilustrada, capaz de discernimiento para aprender a acoger a cada persona en su inconfundible ser de persona.

Por eso, Jesús le recuerda a los ¨fariseos¨ de todos los tiempos que Dios es misericordia, y los que no son de Dios, igualmente viven en la misericordia.

De Isaías 38: Sálvame, Señor, y viviré.

Reflexión y comentarios…

14
Jul

Jueves 14 de julio de 2016

   Publicado por: Admin en 5 Minutos de Oracion en el Hogar

Lecturas para este día: Isaías 26: 7-9. 12. 16-19. Mateo 11: 28-30.

¨Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré¨. Mateo 11: 28-30.

Jesús nos sigue proponiendo un estilo de vida conforme al pensamiento de Dios sobre el hombre. Cuando comienza el día, cada uno ¨corre desesperado¨ a sacar el mayor provecho posible de su prójimo, con el consiguiente peligro de despojarlo material o moralmente, si eso le conviene. Peor aún, toda la ¨estructura¨ social está en contra de los que no tienen defensa, y los pobres son cada día más pobres. Su débil fe y confianza es aplastada sin piedad, pues, ¨no se puede tener consideraciones de tipo humanitario¨, la espiral de la violencia y del poder no lo permite, pues el que duda en atropellar a otro sabe perfectamente que se expone a ser atropellado él mismo. Pero Jesús no deja de llamar a los hombres: ¨Vengan a mí…¨ Los va enseñando, afianzando, sin otra base que la fe de los humildes. Les habla de manera distinta que los escribas, su enseñanza, los libera, con él pueden caminar sin doblarse bajo el peso de la carga. La ley de Cristo es sencilla, y los hombres sencillos la comprenden. Se puede soportar su yugo, porque es ligero. Su carga es fácil de llevar. Sin embargo, los escribas cargan los hombros y las conciencias, pero no llevan nada. Abandonan al hombre a sí mismo. Jesús es el primero en soportar la carga del amor. Y llegará hasta la cruz. Pero Jesús no oprimirá nunca las libertades. Su palabra está hecha de dulzura y su corazón es humilde. El propone y muestra el camino. En él, puede el hombre encontrar reposo incluso en los días en que viva el amor se le hace difícil. Pues se trata del reposo del corazón y del alma. La ley de los escribas no permite el menor reposo; hostiga sin cesar, y finalmente no llega muy lejos. El hombre se atrinchera en su buena conciencia o en su desesperación. El Evangelio es completamente distinto; libera el corazón del hombre y le da el verdadero reposo. El de amar.

Reflexión y comentarios…

Lecturas para este día: Isaías 10: 5-7. 13-16. Mateo 11: 25-27.

¨Dijo Jesús: Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has dado a conocer a los sencillos¨. Mateo 11: 25.

¡ Ahí está la clave ! Ser de los sencillos, de los pobres, de los humildes, de los ¨pequeños¨ del Señor, es la única clave para ser en verdad hijos de Dios. No los que cuentan exclusivamente con su propia fuerza, su sabiduría, no los que ponen el fundamento de su seguridad sobre las capacidades tan cambiantes de la inteligencia. Por eso Jesús alaba al Padre porque ¨algunos¨ del mundo sí han abierto su corazón a la Palabra, confían en Dios, seguros de que Él nunca los defraudará, como sucede con cualquier otro apoyo. Siempre ha tenido el hombre la ¨tentación¨ de excluir a Dios de su propia existencia, de sus opciones. El hombre no ¨tolera¨ depender o estar sumiso a Dios. Pero en cambio, equivocadamente, y todavía, alegando con ello ejercer auténticamente su libertad, se encierra o se ¨encadena¨, se aprisiona en el círculo de sus propios instintos, de sus propias opiniones, de una inteligencia que, por mucho que alcance las estrellas y el universo entero o las partículas más pequeñas de la materia, no sabe, no logra encontrar el camino de la alegría, de la paz, de la felicidad, de la plenitud interior. El hombre se siente dueño del mundo, de su propia existencia y de la ajena, pero contradictoriamente, no consigue estar contento con su vida, con el sentido de su vida, que es lo único que le dá una razón al vivir. Así pues, es una actitud de los ¨pequeños¨ reconocer haber recibido todo de Dios y lo usa con gratitud. ¿ Y tú ? ¿ Eres de los pequeños o de los ¨sabios y entendidos¨ ?

Del Salmo 93: Escucha, Señor, a tu pueblo.

12
Jul

Martes 12 de julio de 2016

   Publicado por: Admin en 5 Minutos de Oracion en el Hogar

Lecturas para este día: Isaías 7: 1-9. Mateo 11: 20-24.

¨¡ Ay de ti Corazaín, ay de ti Betsaida ! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en ustedes, hace mucho tiempo que se habrían convertido¨.
Mateo 11: 20-24.

Corazaín, Betsaida y Cafarnaún habían sido el primer lugar por donde Cristo anunció su Reino y realizó algunos milagros, es decir, que sus habitantes se beneficiaron de ellos. Pero Jesús los llama ¨generación caprichosa¨(Mateo 11: 16-19) porque a pesar de haber visto y recibido las obras de Jesús, no quieren cambiar de vida, ni arrepentirse de sus pecados, porque no sienten la necesidad de ser salvados, de ser liberados del mal. A fin de cuentas, están ¨muy a gusto¨ con sus pecados y no desean salir de ahí. Por eso, según Jesús, las ciudades de Tiro, Sidón y Sodoma símbolos del pecado y del mundo pagano, serían más dóciles para aceptar la salvación de Dios que ellas mismas.
Perdona, Señor, mi dureza de corazón. No es tanto la de quien elige ignorarte, sino el polémico carácter ¨impermeable¨ de quien te quiere distinto: O con un poder más ¨evidente¨, o menos comprometedor. Perdóname, Padre, por tu forma de revelarte en la vida de Jesús y por aceptar date a conocer hoy a través de la vida de la Iglesia, de los cristianos, es decir, también a través de la mía: Una vida llena con frecuencia de contradicciones, de incoherencias, de fragilidad y de infidelidad. Necesito hacerme sencillo y humilde para comprender algo de tu modo de manifestarte o por lo menos para acoger con fe y respeto los signos de tu presencia, esos que tú mismo nos has indicado: El pan, la Palabra, los hermanos, y todas las situaciones que vivimos diariamente en nuestras experiencias con los demás. ¡ Ven Espíritu Santo, luz de los corazones !

Del Salmo 93: Dios es nuestro defensor.

Reflexión y comentarios…

Pagina 1 de 22812345678910...203040...Ultima »